viernes, 15 de abril de 2016

Alto consumo de azúcar podría aumentar el riesgo de desarrollar tumores cancerosos y metástasis


Informa Portal Huffingtonpost

El azúcar, particularmente la que se encuentra en el jarabe de maíz alto en fructosa (corn syrup), tan común en la dieta occidental, no solo aumenta significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de mama, sino también de metástasis a los pulmones.

Estos fueron los hallazgos de un nuevo estudio del MD Anderson Cancer Center de The University of Texas que se publicó en Cancer Research.

"Determinamos que fue específicamente la fructosa en el azúcar común y en el jarabe de maíz alto en fructosa, omnipresente en nuestro sistema alimentario, la responsable de facilitar la metástasis del pulmón y la producción de 12-HETE (un ácido graso) en tumores de mama", explicó Lorenzo Cohen, Ph.D, co-autor del estudio, según CBS.

Respecto a los detalles, ScienceDaily nos explica que se llevaron a cabo cuatro estudios diferentes en donde se colocaban ratones, al azar, en cuatro grupos dietéticos distintos y se les alimentaba con una de las cuatro dietas. A los seis meses de edad, un 30 por ciento de los ratones en una dieta de control de almidón tenía tumores mensurables, mientras que un 50 a 58 por ciento de los ratones en dieta de sacarosa había desarrollado tumores mamarios. El estudio también mostró que la cantidad de metástasis de pulmón fue mayor en los ratones en dietas de fructosa y sacarosa, en comparación con los ratones en dietas con control de almidón.

La Asociación Americana del Corazón informa que los norteamericanos consumen unas 20 cucharaditas de azúcar añadida al día, según un reporte del National Health and Nutrition Examination Survey. Diariamente, las mujeres consumen un promedio de 230 calorías provenientes del azúcar. Sin embargo, la recomendación para las mujeres es que no más de 100 calorías al día (unas 6 cucharaditas) provengan del azúcar.

Los alimentos con mayor cantidad de azúcar son las bebidas azucaradas como los refrescos, las bebidas deportivas y los jugos de frutas (como fruit punch). Otros alimentos con considerable cantidad de azúcar son el syrup, los dulces, los bizcochos, las galletas, y los postres con base de leche (helado, yogur edulcorado, y leche edulcorada).

Recién nacidos de madres con VIH no pueden ser evaluados clínicamente


Informa Portal La verdad de vargas

La escasez de reactivos de carga viral y CD4 para la realización de las pruebas especiales, pone en vilo la estabilidad de la salud de los recién nacidos de madres con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Así lo asegura la directora de la Asociación Civil Mujeres Unidas por la Salud (Musas), Grisbel Escobar, quien destaca que la situación es reiterativa en todas las unidades de neonatología del país.

“Aunque no existe una cifra oficial que determine la incidencia de VIH en estos niños, la especialista indicó que solo en el Hospital Universitario de Caracas hay setenta casos de niños con diagnóstico, mientras que el Hospital JM de Los Ríos se reportan más de trescientos. En el país no existe un registro oficial. Cualquier cifra es especulativa”.

Escobar afirma que solo para la realización del diagnóstico se necesita de ciertos equipos, pero en este caso no hay PCR, un reactivo necesario para determinar si el recién nacido de madre con VIH también porta el virus “el diagnóstico se está retardando porque no se está efectuando la prueba precozmente”.

Dijo que aunque han exigido respuestas al Instituto Nacional de Higiene y al Ministerio de Salud, sobre la situación que padecen los pacientes con VIH, todo ha quedado en puras promesas.

Respecto a los medicamentos, aseveró que en los pediátricos no hay fallas porque existen otras opciones. Resaltó la inexistencia de campañas informativas, promovidas desde el gobierno nacional en medios de comunicación. “La poca información que se difunde en materia de VIH está a cargo de las ONG que están haciendo programas educativos y el gobierno debe ocuparse también de esto”

Zapatos con GPS para localizar a mayores con demencia


Informa Portal EFE

Una compañía nipona ha creado unos zapatos con GPS especialmente ideados para ayudar a localizar a personas mayores con demencia, quienes son propensas a perderse y acabar deambulando sin saber cómo regresar a sus hogares.

Los zapatos bautizados como “GPS Dokodemo Shoes” llevan un localizador instalado en el interior de la suela del zapato izquierdo y permiten conocer la posición del usuario a través de dispositivos como teléfonos inteligentes y ordenadores tras compartir el número de identificación del terminal y una contraseña.

“Tenemos experiencia en la búsqueda de enfermos con demencia perdidos, y sabemos que este tipo de personas no utiliza teléfonos móviles, colgantes ni relojes, pero zapatos… Por eso decidimos crear unos con sistema de localización GPS”, explicó a Efe un portavoz de Wish Hills, creadores del calzado.

El localizador se asocia a un dispositivo al que envía notificaciones cuando el anciano se aleja más de 50, 100 o 500 metros de su casa, dependiendo del valor que establezca cada uno, indicó la misma fuente.

Además, muestra la posición del usuario en un mapa para que sea más fácil ir en su busca, entre otras funciones.

La compañía, que aspira a “salvar vidas” con estos zapatos, asegura que el producto está teniendo buen resultado y se está vendiendo muy bien, “principalmente entre mujeres de unos 50 años que tienen algún progenitor con demencia”.

Los zapatos cuestan 35.000 (unos 266 euros/285 dólares) y se encuentran únicamente disponibles en Japón, un país en el que casi un cuarto de la población supera los 65 años.

“El mercado doméstico es muy importante para nosotros, sin embargo, en un futuro nos interesaría abrirnos a otros mercados en los que la población envejecerá rápidamente en los próximos años”, indicó la compañía.

La demencia es un síndrome que implica el deterioro de la memoria, el intelecto, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria.

Unas 47,5 millones de personas padecen demencia en el mundo, y cada año se registran 7,7 millones de nuevos casos, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Livia, un wearable que elimina el dolor menstrual


Informa Portal Muy Interesante

Este dispositivo portable y muy discreto se coloca en el abdomen y emite pequeñas descargas eléctricas que impiden que el dolor de la regla llegue al cerebro.

Livia es un wearable, se lleva discretamente enganchado a la cintura, está disponible en muchos colores y su precio estimado de venta rondará los 149 dólares (unos 130 euros). Pero no: pese a su aspecto, muy similar al que podría tener un MP3, no sirve para escuchar música, sino para acabar con los pinchazos y dolores propios de la regla.

Y, según aseguran sus creadores israelíes –ingenieros y médicos–, el alivio es inmediato, algo que ni siquiera consiguen los analgésicos. ¿Pero en qué consiste exactamente? En algo tan sencillo como colocar dos electrodos reutilizables en la zona que duele, en este caso el abdomen, y darle al botón de encendido del dispositivo.

Porque Livia es una máquina que se basa en los principios de la estimulación transcutánea nerviosa (TENS, por sus siglas en inglés): es decir, a través de unos pulsos eléctricos, mantiene ocupado al sistema nervioso, y eso permite bloquear la transmisión del estímulo doloroso propio de la menstruación que, en otro caso, llegaría al cerebro y nos haría sentir mal.

Sus creadores, basándose en la teoría de la compuerta, hablan en concreto de “cerrar las puertas del dolor”, de no permitir que esos estímulos nocivos puedan llegar al cerebro.

“Más del 50% de las mujeres sufren importantes dolores menstruales, y, para mitigarlos, tienen que consumir grandes cantidades de analgésicos. Livia usa un método para aliviar el dolor que no implica el consumo de drogas. La idea es ‘cerrar las puertas del dolor”, explica el profesor Bari Kaplan, del Centro Médico Rabin y la Facultad de Medicina de la Universidad de Tel Aviv.

Kaplan es el doctor que se ha encargado de los ensayos clínicos, llevados a cabo con 163 mujeres de todas las edades, y en los que el método Livia ha demostrado su eficacia. También cuando los dolores menstruales son fuertes; y en aquellos casos en que el dolor menstrual es realmente “severo”, explican, “Livia ofrece un alivio significativo, reduciéndolo en torno a un 80%”. Incluso puede ayudar a mujeres con endometriosis.

De hecho, el dispositivo cuenta con dos botones para regular la intensidad de las descargas eléctricas. ¿Pero qué es lo que sientes al poner en marcha el dispositivo? Al parecer, las mujeres que ya lo han probado lo describen como “unas vibraciones suaves”.

Livia incorpora, además del dispositivo y los dos electrodos, un cable USB con el que se carga el aparato, que cuenta con 15 horas de autonomía tras cada carga.

Aún habrá que esperar un poco para verlo en el mercado, ya que se trata de un proyecto que se encuentra en busca de financiación en el sitio web de crowdfunding Indiegogo. Pero, dado que ya ha conseguido el 185% de la financiación que requería –todo un éxito–, podría empezar a comercializarse a partir del próximo mes de octubre, tal y como habían previsto desde un principio sus creadores.

¿Por qué experimentamos episodios de 'déjà vu'?


Informa Portal RT

'Déjà vu' (en francés 'ya visto antes') es un fenómeno psíquico que se presenta en aproximadamente el 60-80% de las personas, algo que casi siempre es fugaz y puede manifestarse en cualquier momento, señala un estudio realizado por investigadores del Departamento de Neurociencia y Terapéutica Experimental de la Universidad de Texas A&M (EE.UU.).

"De acuerdo con muchos estudios, aproximadamente dos tercios de las personas han experimentado al menos un episodio de déjà vu en su vida", dijo la doctora Michelle Hook. Los investigadores describen que este fenómeno es producto de un "problema técnico" en el cerebro, cuando las neuronas para el reconocimiento y la familiaridad permiten que el cerebro confunda el presente con el pasado.

Pero los casos de 'déjà vu' también podrían ser atribuidos a un "desajuste" en las vías neuronales del cerebro. Esto podría ser debido a que el cerebro está constantemente tratando de crear percepciones enteras del mundo que nos rodea con base en una pequeña cantidad de información sensorial.

La información sensorial viaja a través de múltiples vías para acceder a los centros corticales superiores del cerebro (áreas que juegan un papel clave en la memoria, la atención, percepción, etc.), y llegan casi simultáneamente a aquellos centros.

"Cuando una diferencia en el procesamiento se produce a lo largo de estas vías, la percepción se rompe y se experimenta como dos mensajes separados. El cerebro interpreta la segunda versión como una experiencia perceptiva separada, y por lo tanto la sensación de familiaridad inapropiada ('déjà vu') se produce", explicó Hook.